La Asociación de Trabajadores Universitarios de La Rioja (ATUR), alcanzó un acuerdo con OSFATUN para que ésta sea la obra social de todos los no docentes de la UNLaR. La secretaria general del gremio, Alicia Luna, expresó que el logro alcanzado es “nuestra paritaria hecha realidad”.

Luna estuvo acompañada por el gerente Comercial de OSFATUN (Obra Social de la Federación de Trabajadores de la Universidades Nacionales) Abel Margara, para contar sobre los alcances del acuerdo y la importancia del mismo.

“Venimos con mucha alegría para anunciar que OSFATUN ya están instalados en La Rioja”, al tiempo que agregó que anteriormente, “teníamos una obra social de la cual éramos cautivos y hemos logrado, mediante una paritaria, abrirla para el personal no docente, es decir, para los trabajadores de la universidad”.

Asimismo, Luna señaló que “en la anterior gestión pre Toma de la UNLaR, era imposible pensar que la caja que tenía el anterior rector (Tello Roldán) fuese tomada, que era la obra social. Hoy los trabajadores no docentes tenemos la libertad para elegir. Esta es una obra social que ha sido creada, definida, estructurada para el personal no docente”.

A su turno, Margara informó que las oficinas de la obra social se encuentran en Pellegrini 561 y en donde se atenderá de 9 a 17 horas. “Nosotros hace mucho que estamos intentando desembarcar en La Rioja y al final se pudo lograr, así que es un motivo de alegría para nosotros. OSFATUN es la obra social de los empleados de las universidades nacionales y este 2015 vamos a cumplir 20 años que estamos trabajando en el tema”, manifestó el gerente comercial.

Dijo además que “estamos trabajando en darle toda la cobertura a los compañeros no docentes. Ellos van a tener absolutamente todos los prestadores que hay en La Rioja, atención directa en Córdoba, sin necesidad de permisos o autorización” y agregó que “todo compañero no docente que haya tenido cierta permanencia dentro de la obra social, cuando se jubile va a continuar con la cobertura”.

Finalmente, Alicia Luna, resaltó que “para los no docentes, esta obra social tiene un costo muchísimo menor que cualquier otra. Primero porque el descuento del 3 por ciento, que es por ley, es el único que se hace para todo el grupo familiar.

Además, tiene un 70 por ciento de cobertura de medicamentos y un vademécum que es amplísimo y después, algo que nos sorprendió muchos es que las órdenes son gratuitas, no tienen tope, las prácticas no se cobran. Esto es un logro más de los no docentes. Peleamos por esto”.