La agrupación Unidad y Dignidad no Docente se incorporó al Movimiento Universitario “La Toma” (MUT) en el marco de las elecciones que en noviembre tendrán lugar en la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR).

El acto de incorporación de esta agrupación al MUT tuvo lugar este martes en el microcine de la UNLaR y contó con la presencia de los integrantes de ese movimiento, Fabián Calderón y José Gaspanello.
El MUT es el espacio político que lidera Calderón y que participará en las elecciones del 18 de noviembre.
En este acto, la agrupación Unidad y Dignidad Nodocente presentó sus propuestas para ese estamento y le solicitó a todos los candidatos que sostengan los puntos de dicha propuesta “como derechos inclaudicables para el crecimiento del Estamento y el sostenimiento de la calidad institucional que día a día los trabajadores nos encargamos de defender”.

Durante el acto, los integrantes de Unidad y Dignidad Nodocente dieron la bienvenida a los más de 200 trabajadores de ese estamento que se hallaban presentes y que integran esta propuesta electoral y que “han decidido involucrarse plenamente en la vida universitaria, participar, proponer y construir una nueva universidad”.
“En este acto venimos, como agrupación conformada de cara a las próximas elecciones, a sumarnos al movimiento ‘La toma’. Un espacio que sintetiza la lucha llevada a cabo por la comunidad universitaria por empezar a construir una universidad diferente, donde el autoritarismo y el despotismo vivido durante más de dos décadas queden en el pasado. Una universidad donde mediante el debate, la reflexión, el disenso y el consenso podamos aportar al crecimiento constante de nuestra casa de altos estudios”, dijo durante el acto una de las referentes de la agrupación, Alicia Luna.

La dirigente universitaria agregó que “mediante el ejercicio de la reflexión y el debate se ha consensuado con los integrantes de la agrupación ‘Unidad y Dignidad Nodocente‘ un conjunto de temas que consideramos indispensables para el crecimiento del estamento y la calidad institucional de la UNLaR“. “Es por ello que pedimos que sean parte del compromiso que asumen todos los candidatos del movimiento ‘La Toma’ “, expresó luego.
Tras las palabras de Luna, dos integrantes de esa agrupación le hicieron a Calderón la entrega formal del documento en el que está contenida la propuesta.
Luego fue el propio Calderón quien hizo uso de la palabra ante los asistentes. Tanto Calderón como Gaspanello aprovecharon la ocasión para comprometerse con las demandas del sector.

Propuestas
Entre los principales puntos de la propuesta de la agrupación Unidad y Dignidad No Docente se destacan los siguientes:

  1. Mantener las paritarias particulares abiertas como una modalidad de trabajo permanente entre patronal y los trabajadores.
  2. Proteger la estabilidad laboral del personal contratado bajo Convenio Colectivo hasta tanto se produzca el pase a planta acordado en paritaria particular.
  3. Iniciar la regularización de los trabajadores precarizados, quienes actualmente no están dentro del Convenio Colectivo de Trabajo y que se redoblen los esfuerzos para la ampliación de la planta de trabajadores que es extremadamente reducida en comparación con el tamaño y las demandas de la institución.

La propuesta de esta agrupación contiene otros 12 puntos -además de los tres ya expuestos- y que hacen a la búsqueda de mejores condiciones de trabajo para el estamento.
“Estos puntos mencionados nacen del trabajo conjunto de los integrantes de la agrupación quienes estamos convencidos de que cada uno de ellos va a contribuir al crecimiento del estamento y a la construcción de la Nueva Universidad que queremos y por la que luchamos”, concluyeron los miembros de esa agrupación.